Por qué revisar el botiquín es bueno para la salud (y el medio ambiente)

Sucede con cierta frecuencia que, al revisar el botiquín, nos topamos con algo inesperado: medicamentos que han caducado. Aunque muchas personas se olvidan, los fármacos también tienen una fecha de caducidad que viene indicada en el envase. Una vez superada esta fecha, es recomendable no utilizar la medicina, ya que puede haber perdido eficacia y provocar efectos indeseados en el paciente.

Llegados a este punto, ¿qué debemos hacer con esos medicamentos caducados o que se encuentran en mal estado de conservación, sus envases y prospectos, así como con aquellos que no necesitamos tras finalizar el tratamiento? Igual que depositamos los restos de alimentos, los envases de plástico y las latas, el papel y el vidrio en sus respectivos contenedores, los medicamentos tienen su propio lugar de recogida para darles una correcta gestión medioambiental. Se trata de los Puntos SIGRE, unos contenedores blancos identificados con una flecha que conforma un círculo abierto y rodea una cruz, y que se encuentran en más de 22.100 farmacias distribuidas por toda España.

Sin embargo, hay algunos residuos sanitarios que jamás han de depositarse en ellos: agujas, termómetros, material de cura, gasas, vendas, guantes, mascarillas, tests de autodiagnóstico, productos de nutrición, sondas, radiografías, glucómetros, pilas, reactivos químicos… Ante cualquier duda, los farmacéuticos pueden asesorar e informar a los ciudadanos sobre su uso.

Fuente: https://elpais.com/

Agenda

junio, 2024

Filtrar eventos

No hay eventos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X