Digitalización: una poderosa herramienta para la sostenibilidad

La digitalización sostenible emerge como una poderosa herramienta para abordar problemáticas y riesgos de una manera efectiva y responsable. Y es que según el último informe de DAVOS, los riesgos tecnológicos ocupan los primeros puestos de la percepción social a dos años y diez años vista ¿El motivo? La desinformación, ciberseguridad y el peligro de un desarrollo adverso de la inteligencia artificial.

Todo esto podría llevarnos a pensar que las nuevas tecnologías y la digitalización son un riesgo para la creación de un futuro sostenible. Sin embargo, una digitalización responsable – entendida como el uso responsable de la tecnología digital para lograr un impacto positivo en la sociedad y el planeta – puede tener muchas ventajas. En especial, aquellas ligadas a la sostenibilidad empresarial, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 de la ONU. En este artículo, exploraremos la digitalización como catalizadora de la sostenibilidad, para estudiar los desafíos, oportunidades y ventajas que nos ofrece.

1. La digitalización como catalizadora de la sostenibilidad empresarial

Una transición hacia una economía más verde, equitativa y próspera puede ser posible gracias al poder catalizador de la digitalización. Teniendo en cuenta la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU y su extensión, los derechos digitales, es posible crear un modelo de transformación digital que refuerce la dimensión humana.

Vivimos una época colmada por los avances tecnológicos, desde el surgimiento del metaverso, pasando por la inteligencia artificial hasta la ya inminente computación cuántica. Sin embargo, en este horizonte es importante subrayar que la tecnología no debe usar a las personas, sino que debemos ser las personas quienes la usamos en nuestro beneficio, como expresó António Guterres, secretario general de la ONU.

Bajo esta premisa, la digitalización sostenible presenta un enfoque que tiene en cuenta todos los factores para que su avance tenga un impacto positivo en la sociedad, la economía y el medioambiente a largo plazo. No es una tendencia, sino un camino que las empresas pueden aprovechar para ser más sostenibles.

En este contexto, es importante tener en cuenta iniciativas como el Pacto Digital Mundial, que buscan establecer principios y acciones para promover un futuro digital abierto, libre y seguro para todas las personas en cuestiones claves como la protección de datos, la inclusión digital y la ética tecnológica.

2. Ventajas de la digitalización sostenible

En el plano corporativo, la digitalización ofrece una serie de beneficios que pueden mejorar significativamente la sostenibilidad empresarial. No sólo hablamos de la reducción de los costos operativos empresariales, sino de muchas otras ventajas:

Optimización de procesos: la digitalización permite mejorar la eficiencia en los procesos, desde la producción hasta la venta, permitiendo reducir el consumo de recursos y las emisiones de carbono. Al digitalizar procesos y operaciones, las empresas pueden reducir el consumo de papel, energía y recursos naturales, lo que contribuye a la conservación del medio ambiente y la mitigación del cambio climático. Asimismo, el uso creciente de la inteligencia artificial, así como de otras herramientas digitales de última generación como el blockchain permiten una mayor trazabilidad de la cadena de valor. De hecho, en algunos casos esta trazabilidad puede reducir los costes en hasta un 20%.
Innovación y desarrollo sostenible: la tecnología digital impulsa la innovación en relación con el ODS 9: Industria, innovación e infraestructura para fomentar desde la movilidad sostenible hasta un mayor aprovechamiento de los recursos y la promoción de energías renovables. ¿Has oído hablar de la aplicación de datos masivos para frenar el calentamiento global? Se llama green data. Por otro lado, la tecnología 5G nos ayuda a intercambiar datos a mayor velocidad en más dispositivos consumiendo menos electricidad.
Acceso a la información y la educación: la digitalización puede facilitar el acceso a la información y la educación, lo contribuye a cerrar la brecha digital y promover la inclusión social. En la búsqueda del ODS 4: Educación de calidad y ODS10: Reducción de desigualdades, muchas iniciativas ya llevan a cabo desde robots que acompañan a personas en cuidados paliativos en sus últimos estadios hasta inteligencia artificial que detectan posibles casos de cyberbulling a través de algoritmos como algunas de las finalistas en los Reconocimientos go!ODS.

3. Desafíos y oportunidades para la sostenibilidad

Aunque la digitalización sostenible se presente con un enfoque integral resolutivo, aun le quedan por enfrentar desafíos innumerables que conlleven una mejora de la sociedad y el planeta donde vivimos. A continuación, definiremos algunos de los desafíos que encuentra:

Eficiencia energética: el aumento del consumo de energía por parte de la tecnología digital contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero. Por ello, es crucial promover una mayor eficiencia energética basadas en energías renovables que neutralice su huella de carbono. ¿Sabes cómo reducir la huella de carbono de tu empresa?
Basura digital: como ya sabemos, la rápida obsolescencia de los dispositivos tecnológicos genera una inmensa cantidad de residuos electrónicos. De hecho, más de 50 millones de toneladas de basura electrónica son generadas anualmente y la ONU estima que podríamos alcanzar los 120 millones en 2050. ¿Qué podemos hacer para evitarlo? Por supuesto, apostar por las tres R’s: reducir, optando por iniciativas alarguen el ciclo de vida de producto; reciclar el producto en los puntos destinados específicamente a este tipo de materiales; y favorecer la reutilización de estas tecnologías entregándoselos a amigos o familiares o donándolos a una ONG especializada.

Protección ética de datos: como adelantábamos en nuestro post sobre metaverso; IA y derechos digitales, el uso de los datos personales puede llevar a la discriminación y exclusión de ciertos grupos. Es necesario por ello, favorecer prácticas éticas en el manejo de datos, respetar la privacidad y comprometerse con los derechos humanos.
Economía justa y accesibilidad: la gran velocidad de los avances tecnológicos provoca que la brecha digital siga ensanchándose. Una brecha digital que se entiende como la disparidad en el acceso, la utilización o los efectos de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). En España, las mayores brechas en competencias digitales se dan en función de la edad, con 58 puntos de desventaja entre la población mayor frente a la más joven. Esto nos recuerda que todavía sigue siendo crucial garantizar un acceso equitativo que promueva la inclusión digital y que no deje nadie atrás para cerrar esta brecha digital.

En resumen, la digitalización ofrece un camino hacia un futuro más sostenible y justo. Al aprovechar las oportunidades que ofrece y promover una cultura de innovación responsable, podemos construir un mundo mejor para las generaciones futuras. Además, a través de la implementación responsable de la tecnología digital, podemos avanzar hacia un futuro más verde, inclusivo y equitativo y crear un marco global para un futuro digital seguro y responsable.

Fuente: https://www.pactomundial.org/

Agenda

junio, 2024

Filtrar eventos

No hay eventos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X