Esmeralda Vicente: «No somos putas, putas son las circunstancias que empujan a la prostitución»

Un lema tan llamativo como ‘Yo no me llamo puta’ para denunciar la explotación sexual no puede ser casual. No es casualidad que haya 200 sinónimos de la palabra puta en el diccionario. El término se ha usado siempre para denigrar a las mujeres y se utiliza con especial desprecio para referirse a aquellas que se encuentran en situación de prostitución. Queríamos dejar clara una idea: las mujeres no somos putas ni nacemos putas, putas son las circunstancias de vulnerabilidad y exclusión social que empujan a la prostitución, las violencias que sufren las mujeres, el engaño; putos son los puteros, los proxenetas, el racismo y el silencio de los gobiernos y de la sociedad que permiten la perpetuación del sistema de prostitución.

P:¿Por qué centrarse en ellas, y no en los puteros?

R:Esta campaña no pone el foco en las mujeres, sino en el estigma que siguen sufriendo. La palabra puta va unida a la idea de mala mujer, vaga, que busca el dinero rápido, poco fiable, tramposa, indecente…. Este estigma es un instrumento tradicionalmente utilizado por el patriarcado para controlar o avisar al resto de mujeres del rechazo y exclusión social que sufrirán si no cumplen con los límites moralmente establecidos. Queremos luchar contra este estigma y trasladarlo en todo caso a los otros protagonistas del sistema prostitucional: los puteros, los proxenetas, los estados que por acción u omisión perpetúan esta realidad y la sociedad que con su permisividad la normaliza.

p:¿Somos una de esas sociedades?

R:España es uno de los diez mayores destinos de turismo sexual a nivel mundial y además es un país de puteros, donde cuatro de cada diez hombres reconocen haber pagado por tener sexo. Es necesario el cambio social y dejar de normalizar entre nuestros jóvenes la prostitución como un ocio inocente.

P:¿Qué consecuencias para la salud tiene ejercer la prostitución?

R:Conlleva unos graves riesgos para la salud de las mujeres, que se agravan cuantos más años permanecen en ella. Como organización sanitaria que somos, prevenirlos y paliarlos es una de nuestras prioridades. Por un lado, las violencias ejercidas por quienes recurren al sexo de pago les provocan desde desgarros o infecciones genitales hasta embarazos no deseados, abortos o lesiones por golpes. Y, en los casos más extremos, la muerte. Entre el 2010 y el 2015, en España se cometieron 31 feminicidios por prostitución. Por otro lado, las emociones que experimentan quienes están en prostitución afectan a su autoestima y son comunes los cuadros de estrés, ansiedad, depresión y trastornos psiquiátricos.

P:¿Es una profesión de riesgo?

R:La prostitución no es una profesión, sino un sistema producto de las sociedades patriarcales que no dudan en cosificar y mercantilizar a mujeres para ponerlas al servicio de los deseos sexuales de los hombres, haciéndonos creer que ese deseo es una necesidad vital irrefrenable. El sistema prostitucional es fuente de desigualdad y violencia de género y vulnera gravemente los derechos humanos. El 97% de las personas prostituidas son mujeres, y la práctica totalidad de los puteros son hombres.

P: Hay quien la considera una opción laboral más.

R:Uno de los mitos que ayudan a sostener el sistema prostitucional es el de la libre elección. No existe una verdadera libertad de decisión cuando no hay ninguna alternativa para encontrar un trabajo con unas condiciones y salario dignos. No es casualidad que el 91% de las mujeres en situación de prostitución sean migrantes ni que la práctica totalidad, incluidas las españolas, se encuentre en situaciones de vulnerabilidad o de exclusión social.

P:¿Qué ocurre con las mujeres que sí defienden su derecho a ejercer el trabajo sexual?

R:El abolicionismo que defiende Médicos del Mundo no contempla en ningún caso la prohibición o el castigo para las mujeres que ejercen la prostitución, aboga en todo caso por políticas públicas que luchen contra la feminización de la pobreza y garanticen mecanismos de protección, acompañamiento psicosocial y sociolaboral a quienes se encuentren en esa situación, a los que puedan acceder aquellas que así lo deseen, independientemente de su situación administrativa o de si deciden o no dejar la prostitución. Es lo que pedimos al Gobierno que contemplen las futuras leyes de libertad sexual y contra la trata. Y que se coloque a las víctimas en el lugar central, primando sus derechos fundamentales frente a otros fines, como el control migratorio o la persecución del delito.

P:¿Qué tipo de ley piden?

R:Vemos necesaria una ley abolicionista, siguiendo el ejemplo de países como Suecia y Francia, cuya experiencia demuestra que sí se puede acabar con la prostitución y la explotación sexual, al igual que se pudo abolir la esclavitud. De hecho, la trata de personas es la esclavitud del siglo XXI y no desaparecerá mientras exista la industria del sexo, cuya demanda sigue creciendo en aquellos países en los que hay un vacío legal, como España, y especialmente en aquellos que la han regularizado, como Holanda y Alemania. Al contrario de lo que se pensaba, esto solo ha supuesto un aumento importante del número de mujeres tratadas y un grave empeoramiento de la situación de las mujeres prostituidas, que se enfrentan a una industria regida por los principios del capitalismo más salvaje.

P:¿Cómo ha cambiado la prostitución en las tres décadas de trabajo de Médicos del Mundo Aragón?

R:Médicos del Mundo trata de adaptarse a los muchos cambios que ha experimentado la prostitución al nivel mundial en estas décadas. La industrialización del sexo ha dado lugar a un sistema internacional que se nutre con mercancía (las mujeres y niñas) de los países empobrecidos para dar respuesta al incremento de la demanda que esto supone, especialmente en los países en los que se tolera y se regulariza la prostitución como una actividad económica más. Internet ha desplazado la prostitución de la calle y los burdeles a los pisos. Esto nos ha obligado a incorporar un enfoque antropológico e intercultural en nuestra intervención y a buscar nuevas herramientas y estrategias que nos permitan contactar y acercarnos a estas mujeres.

Fuente: https://www.elperiodicodearagon.com/

Agenda

junio, 2024

Filtrar eventos

No hay eventos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X