El drama circular de la explotación sexual: salir de la trata y acabar en la prostitución

Escapar de las redes de tratantes es muy complicado, y ni siquiera esto garantiza la recuperación y el acceso a una alternativa vital digna: las trabas administrativas, la escasez de recursos y las graves secuelas que deja la explotación sexual abocan a muchas víctimas de trata a volver a la prostitución para subsistir.

“Es habitual que haya supervivientes de trata que salen de las redes de trata y muchas veces, cuando terminan fuera del control de las redes, se ven obligadas a volver al contexto prostitucional. (…) El Estado fracasa en su protección”, explica a EFE Celia López, experta de Médicos del Mundo.

Esta organización, que trabaja desde hace 30 años con víctimas de trata, explotación sexual y mujeres en situación de prostitución, llama la atención sobre las diversas causas que subyacen a esta terrible realidad en el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Mujeres, Niñas y Niños.

Por cada víctima de trata identificada hay veinte sin identificar

Se calcula que en el mundo hay 25 millones de personas tratadas y que por cada víctima identificada hay al menos 20 sin identificar. España es uno de los principales países de tránsito y destino de trata con fines de explotación sexual.

Sin embargo, son poquísimas las víctimas que las autoridades identifican cada año. En 2022, fueron 253 las víctimas de trata con fines de explotación sexual identificadas, según la Fiscalía General del Estado.

Escapar de las redes de tratantes y explotadores es muy difícil.

Las mujeres son amenazadas (a menudo bajo la exigencia de pagar una deuda ingente o chantajeadas por los criminales con hacer daño a su familia) y obligadas a consumir drogas (por lo que se convierten en adictas).

La mayoría está en situación administrativa irregular y sin red, su autoestima está destruida y las secuelas físicas y psicológicas de la explotación son enormes. Muy pocas logra salir de ese infierno y el camino está lleno de dificultades.

Estigma y secuelas físicas y psicológicas

Para empezar, cuenta Celia López, el sistema prostitucional ha cambiado y ha trasladado su actividad de clubes y calles a pisos, lo que dificulta mucho la detección.

La experta de Médicos del Mundo alerta de que hay “fallas” en el sistema de identificación porque las víctimas no suelen tener asistencia gratuita letrada ni son atendidas por profesionales especializadas en trata, ya sean juristas o de traducción e interpretación, algo vital para su identificación.

Además, los trámites de acreditación “son bastante farragosos” y sin ellos no pueden acceder a ayudas y recursos públicos como la asistencia sanitaria integral o el ingreso mínimo vital. A eso hay que sumar que muchas no tienen formación o no pueden convalidar sus títulos en España.

La legislación, continúa López, dificulta la regularización de estas mujeres, la mayoría extranjeras, y eso condiciona su acceso a ayudas. Y el estigma social y los prejuicios asociados a las mujeres en situación de prostitución (más el racismo, la xenofobia y/o la transfobia) se ceban con ellas y minan sus alternativas vitales.

Asimismo, “la sociedad ha normalizado la prostitución como forma de ocio e invisibilizado que es violencia de género”, lamenta. España empezó a reconocer la trata con fines de explotación sexual como una forma de violencia contra las mujeres hace menos de un año.

Muchas tienen a personas dependientes a su cargo, menores y mayores. Y han de lidiar con “graves secuelas” en su salud física, reproductiva y mental que tienen como consecuencia de haber sido víctimas de trata con fines de explotación sexual: “El estrés postraumático puede ser igual que el que se sufre tras haber vivido una situación bélica”.

Sin acceso al mercado laboral

Tantos obstáculos hacen imposible su acceso al mercado laboral y abocan a muchas supervivientes a tener que volver a la prostitución para subsistir y mantener a sus familias.

La experta de Médicos del Mundo señala que es el caso de una superviviente de trata de Paraguay atendida por su organización. Durante diez años fue explotada sexualmente, dio el paso de denunciar y fue identificada y acreditada como víctima de trata.

Se le concedió el permiso de residencia y recibió una ayuda temporal por una cuantía de 600 euros. Entonces trajo a España a un familiar de Paraguay para evitar que las mafias de tratantes fueran a hacerle daño, pero como el ascendente dependiente estaba en situación irregular, a ella le denegaron el acceso al ingreso mínimo vital.

Sin formación y con secuelas psicológicas por el trauma sufrido durante una década de explotación, le resultó imposible volver al mercado laboral, por lo que tuvo que regresar a la prostitución.

“Si tenías daño psicológico, es volver a vivirlo otra vez. La mujer que decide denunciar tiene que estar psicológicamente muy fuerte porque hacerlo es un desgaste brutal. Después de hacer todo eso, ver que tras tanto esfuerzo no puedes mantener a tu familia, debe ser como caer en picado y eso te va a hacer sentir mucho peor”, narra.

El Estado fracasa en la protección

La experta sostiene que el Estado fracasa en la protección de estas víctimas y el fracaso principal reside en no haber sacado adelante la ley integral contra la trata, impulsada la pasada legislatura pero que no llegó a aprobarse: “Perdimos una oportunidad histórica para garantizar sus derechos”, afirma.

Una ley que garantizara un proceso judicial con perspectiva de género, infancia y derechos humanos, el acceso a atención sanitaria especializada o a recursos económicos, laborales y de alojamiento apropiados. Es esencial para que puedan recuperarse y rehacer sus vidas.

En 2022 se impulsó un nuevo modelo de acreditación de víctimas de trata que no exigía la denuncia, pero desde Médicos del Mundo denuncian que hay diferencias de aplicación en las distintas comunidades autónomas.

Y el Plan Camino, que persigue su recuperación y tiene un plan de inserción sociolaboral, “sólo vale para mujeres en situación administrativa regular”.

Fuente: https://efeminista.com/

Agenda

junio, 2024

Filtrar eventos

No hay eventos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X