El aspartamo es un «posible carcinógeno»: las mejores alternativas

Recientemente se han publicado los resultados de una serie de investigaciones sobre el aspartamo y sus posibles efectos cancerígenos. Puede que no tengas conocimiento sobre estos aspectos que rodean a este edulcorante de origen químico, por lo que resulta adecuado informarse de ello para cuidar nuestra salud.

Conocemos hoy todo lo que debes saber sobre el aspartamo, cuál es la cantidad máxima recomendada que se puede consumir sin riesgo, y cuáles son las mejores alternativas que hay en estos momentos disponibles si directamente prefieres evitarlo.

Estudios sobre el aspartamo

El aspartamo es un edulcorante artificial carente de azúcar que se ha estado utilizando como aditivo desde la década de los ochenta del siglo XX. Por ese motivo se encuentra en diferentes productos alimentarios, como yogures, helados, refrescos, bebidas y cereales, así como en otro tipo de productos como chicles, suplementos alimenticios y dentífricos. Es blanco, inodoro, hipocalórico y unas 200 veces más dulces que el azúcar.

El aspartamo ha sido objeto de un estudio por parte del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECF). Los resultados del mismo, dados a conocer durante este mes de julio, concluyen que se considere el aspartamo como posible carcinógeno para las personas y ha delimitado la ingesta diaria a una cantidad de 40 miligramos por cada kilo de peso corporal.

Clasificación del aspartamo

Después de las últimas investigaciones, el CIIC catalogó al aspartamo como posible carcinógeno para los seres humanos, mientras que el JECFA confirmó que la cantidad máxima de ingesta diaria en función del peso corporal del individuo de 40 miligramos por cada kilo de peso es segura. Esta cifra es la que tiene mayor importancia, por lo que no deben saltar las alarmas. Hay que tener en cuenta que si un refresco contiene 200 miligramos de aspartamo, un adulto de 70 kilogramos tendría que beber más de diez latas al día para superar el límite recomendado.

No obstante, hay que tener en cuenta que, debido a que las conclusiones de la investigación establecen una evidencia limitada, se estima necesario continuar estudiando los efectos del consumo del aspartamo.

Opciones al aspartamo

Si te preguntas cuáles son las opciones a este edulcorante artificial, que verás en etiquetas de productos comercializados en la Unión Europea como aspartamo o como E951, hay varios endulzantes que se usan en su lugar. Uno de ellos es el esteviósido, el cual se extrae de la planta denominada Stevia rebaudiana. Otra posibilidad es usar el eritritol, y otra más el extracto de fruta del monje, que también puedes encontrar en la composición de productos alimentarios.

Entre los edulcorantes, puedes optar por el lactitol, sorbitol, manitol, xilitol y maltitol. Al fin y al cabo, recuerda que los nutricionistas siempre recomiendan reducir al máximo el consumo de panela, azúcar, jarabes de maíz, glucosa y fructuosa, siropes, caramelos y edulcorantes como la sacarina, el aspartamo, la estevia, la taumatina y la neohesperidina. No obstante, también recomiendan dos opciones más naturales y saludables.

Miel

Una de las soluciones más saludables para endulzar el café, los yogures e incluso las recetas de repostería es la miel. El azúcar solo aporta calorías vacías; sin embargo, la miel aporta minerales, aminoácidos y proteínas, por lo que te proporcionará propiedades nutritivas, aunque tampoco se deba abusar de ella.

No obstante, es necesario tener en cuenta que la miel debe ser 100% natural y artesanal, por lo que debes comprarla cruda y ecológica. En caso contrario, si te fijas entre las otras opciones del supermercado, verás que se venden muchas mieles procesadas y edulcoradas menos saludables. De hecho, un alto porcentaje de la miel que puedes comprar en el súper está mezclada con azúcar. De nuevo, la única forma de saber qué es lo que estás adquiriendo es leer con atención el etiquetado.

Canela

La otra opción saludable que puedes elegir como edulcorante natural es la canela. Esta procede de las cortezas de unos árboles: los del género Cinnamomum, y contribuirá a que tu organismo pueda aprovechar todos sus beneficios.

La canela se caracteriza por un aroma agradable y un sabor dulzón, de manera que es perfecta para añadir al café, las infusiones, la fruta, los yogures y los postres, puesto que es adecuada para muchas elaboraciones en repostería.

Además, contiene hierro, selenio, fibra, calcio y vitaminas B1 y C. Asimismo cuenta con propiedades beneficiosas antioxidantes, antiinflamatorias y antimicrobianas. Y si te preocupa el aporte calórico, recuerda que el de la canela es mínimo, por lo que es un sustituto perfecto del azúcar. Para las personas diabéticas es una opción estupenda, puesto que el consumo de canela contribuye a regular el nivel de azúcar en sangre.

Fuente: https://www.publico.es/

Agenda

junio, 2024

Filtrar eventos

No hay eventos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X