Ser niña en cifras: 12 millones son forzadas a casarse y 4 millones corren el riesgo de ser sometidas a mutilación genital

Foto de Jorge Núñez / EFE

Para el 2021, alrededor de 435 millones de mujeres y niñas vivirán con menos de 1,90 dólares al día, lo que incluye a 47 millones empujadas a la pobreza como resultado del COVID-19.

En 2020 se espera que nazcan alrededor de 68 millones de niñas en el mundo, según las estimaciones de ONU Mujeres. Y antes de que eso ocurra ya sabemos que muchas de ellas crecerán sin tener su derecho a la infancia garantizado por la falta de acceso a la educación, los matrimonios infantiles forzosos, la mutilación genital femenina o la explotación sexual, entre otras violencias, además de soportar las consecuencias psicológicas, económicas y sociales que todo ello puede acarrear. La COVID-19 no ha hecho más que empeorar esta situación.

Cada 11 de octubre se celebra el Día Internacional de la Niña para reivindicar su poder, evidenciar las barreras y señalar la doble discriminación que sufren por razón de género y edad. Situaciones que se ven reflejadas en las alarmantes estadísticas que cada año se exponen a propósito de esta fecha.

El día fue establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2011, aunque su creación se debe en parte a la ONG Plan Internacional, que en 2009 comenzó a impulsar la idea de que existiera un día que reconozca los derechos y discriminaciones específicas de las niñas.

Las cifras de las niñas en el mundo

Cada año, 12 millones de niñas y adolescentes son forzadas a casarse y 4 millones corren el riesgo de ser sometidas a mutilación genital, según datos de ONU Mujeres. Si la tendencia continúa, unas 40 millones de menores de 18 años podrían ser mutiladas hasta 2030.

La mutilación genital suele practicarse a las niñas desde la infancia hasta los 15 años y comprende todos los métodos de escisión parcial o total de órganos genitales u otro tipo de lesiones a dichos órganos por razones no médicas.

Que las niñas tengan acceso a la educación es fundamental para su futuro, pues la falta de estudios influye en su capacidad de independencia económica. Sin embargo, alrededor de 65 millones niñas no van a la escuela, según datos de Plan Internacional, y 1 de cada 4 niñas de entre 15 y 19 años no está empleada ni recibe ningún tipo de capacitación.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que un solo año adicional de educación secundaria representa un incremento en el ingreso de las niñas en su adultez de entre un 10% y un 20%, y constituye un paso significativo en el camino hacia la ruptura del ciclo de pobreza.

Las niñas se ven forzadas a dejar la escuela, entre otras cosas, como consecuencia de la violencia sexual y los embarazos adolescentes. “El embarazo puede tener consecuencias devastadoras para la salud de las niñas. Muchas adolescentes todavía no están físicamente preparadas para el embarazo o el parto y, por lo tanto, son más vulnerables frente a complicaciones”, señala el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en un reciente informe.

Decenas de miles de adolescentes mueren cada año por causas relacionadas con el embarazo y el parto, que aunados constituyen la segunda causa principal de muerte en niñas adolescentes de entre 15 y 19 años en el mundo.

Las estadísticas en España

En España, un 3,4 % de las mujeres ha sufrido violencia sexual antes de cumplir los 15 años y un 8,7 %, ha sufrido violencia física fuera de la pareja en el mismo rango de edad.

En el caso de las extranjeras residentes, un 18,5 % del total de mujeres de 16 o más años han sufrido acosos sexual antes de cumplir los 15 años.

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social señala que la población vulnerable en España alcanza el 26 % y es especialmente alta en el caso de las mujeres (27 %) y, en concreto, de las adolescentes: las menores de 16 años suman el 29 %.

Según Unicef, en España las mujeres y las niñas son las principales víctimas de trata con fines de explotación sexual. La mayor parte de ellas son extranjeras.

“El perfil mayoritario de estas víctimas es el de una adolescente de Europa del Este, de entre 14 y 17 años. Otro perfil de víctimas se corresponde con niñas procedentes de África subsahariana, y un tercer tercer grupo lo componen las adolescentes que son traídas desde América Latina”, explica la organización en un informe.

La situación de las niñas en América Latina
En Latinoamérica la situación de las niñas no es distinta. La plataforma #NiñasNoMadres registra que América Latina y el Caribe es la única región en el mundo donde la tasa de embarazo en niñas menores de 15 años está incrementando.

“En Ecuador, la tasa de embarazos en niñas entre los 10 y 14 años aumentó de 2,5 por cada 1.000 nacimientos en 2013 a 8 por cada 1.000 en 2016. Mientras que en Guatemala entre 2015 y 2017, un promedio de 1.569 niñas entre 10 y 14 años dio a luz cada año“, publica la organización.

En Perú, 4.641 menores de edad denunciaron en 2018 haber sido víctimas de violación, el 12 % de ellas fue agredida sexualmente por un vecino.

Los abortos clandestinos son otra situación preocupante. El sistema de salud pública de Brasil registra en promedio seis abortos diarios de menores de entre 10 y 14 años. La ONG brasileña Foro de Seguridad Pública, por su parte, contabiliza que cuatro niñas menores de 13 años son violadas cada hora en el país.

Las nuevas violencias y la COVID-19

Las niñas son cada vez más acosadas por medios digitales. Este año, Plan Internacional ha publicado una investigación que recoge las experiencias de más de 14.000 niñas y mujeres jóvenes de 31 países, y en la que se pone el foco en el acoso y el abuso que sufren en estas plataformas.

Entre los resultados más relevantes está el que más de la mitad de las niñas encuestadas (58 %) han sufrido acoso y abusos en línea y 1 de cada 4 niñas abusadas en línea se siente en peligro físico como resultado de la experiencia.

La edad de inicio del acoso en línea es a los ocho años, pero la mayoría de las menores fueron acosadas por primera vez entre los 14 y los 16 años. Las redes sociales en las que más sufren acoso son Facebook (39%) e Instagram (23%).

El acoso se ha intensificado con la llegada de la COVID-19, pues el confinamiento y el uso frecuente de plataformas digitales puso de frente a las niñas con los acosadores virtuales.

Sin embargo, el impacto de la pandemia en la vida de las niñas no se limita al ámbito digital. Según la Unesco, más de 11 millones de niñas no podrán volver a la escuela después de la crisis de la COVID-19.

Además, durante la próxima década, como consecuencias secundarias de la llegada del corornavirus, podría haber 31 millones de nuevos casos de violencia de género, 2 millones más de casos de mutilación genital femenina y aproximadamente 13 millones más de matrimonios infantiles.

Para el 2021, alrededor de 435 millones de mujeres y niñas vivirán con menos de 1,90 dólares al día, lo que incluye a 47 millones empujadas a la pobreza como resultado del COVID-19.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/

Agenda

octubre, 2020

Filtrar eventos

No hay eventos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X